FOGONAZO | 06/18/17 00:00


Hace más de un mes que por el área de la Santa Elena, específicamente al lado del restaurante Don Costillón, podaron un enorme árbol de almendra, que representaba un peligro ya que sus ramas rozaban con el tendido eléctrico, todo perfecto hasta allí, el asunto es que dejaron todas las ramas tiradas ahí mismo y se ha convertido en un nido de toda clase de alimañas. Residentes de lugar aseguran que las ratas hacen fiesta de día y de noche. Piden a los que podaron el árbol que terminen de hacer bien el trabajo.

¿Cuándo es que el director de la Policía va a reaccionar y entender que hay que poner mano dura para evitar que el hampa siga haciendo de las suyas. Ya los maleantes están tan descarados que a plena luz del día se meten a los "malls" a robar y lo peor, se salen con las suyas. ¿Cuándo van a despertar de su letargo?