Titin | 05/29/17 00:00

Cualquiera que tenga algo de conocimiento de televisión sabe que los ejecutivos de TVN Media han manejado la pantalla 9 sin coherencia. Un tiempo son de deportes, otro de series y películas, otros de producción nacional irreverente y así se van.

Cuando vienen encuentros de la selección nacional de fútbol, son más deportistas y fanáticos del deporte que Pandeportes, Jhony Mosquera y Rony Vargas juntos y nos venden la idea de ser una pantalla de deportes. Pasa la fiebre, pasa todo y vuelven a ser una pantalla "no de nicho".

En ese juego, lo que se crea es una inestabilidad de la marca que no permite que tenga una real identidad, no crean audiencia cautiva porque no se les respeta sus hábitos de consumo y no dudo que en cualquier momento quedemos viendo telenovelas disfrazadas de series. Ese es TvMax.

En ese jugar en su programación pautaron los jueves a las 10 de la noche un proyecto local que se llama 'Atrévete'. Un concepto súper conocido en muchos países donde se invita a un personaje del país de cualquier ámbito, lo entrevistan y le hacen cumplir retos. En otros formatos los retos normalmente son con fobias que tienen los invitados.

Atrévete está conducido por la Sra. Bettina García y el Sr. Dovi Eisenmann.

¿Qué tiene este formato de novedoso? ¡Absolutamente nada!, sin embargo yo estoy feliz con el proyecto porque inició bien.

Inició divertido, tuvo una perfecta mezcla de chisme, expectativa, revelaciones, picardía, sarcasmo, diversión, calentura-cachondeo y todo sin irse a los extremos, sin ser vulgares ni chabacanos y el resultado fue una hora de entretenimiento adulto sin excesos.

Yo quiero felicitar a Bettina García porque supo hacer muy bien su trabajo como co-host con experiencia en televisión sin restarse a su compañero a cuadro presencia. Sí, es verdad que ella se vio mucho más involucrada que él pero es normal porque su ritmo en televisión también es abismalmente diferente al de él, porque también ella ha tenido mayor exposición en shows populares que él y es, más carismática que él. Este show está dentro de su zona de confort. Al César lo del César.

Pero sería muy injusto si no reconozco y felicito al Sr. Dovi Eisenmann porque en su caso, esta no es su zona de confort y lo hizo bastante bien. La producción lo sacó de su área de conformidad con temas de responsabilidad social y lo llevaron a que manejara otros tonos de personalidad a cuadro logrando un buen balance entre la energía de su co-host y las revoluciones de él como nuevo talento de entretenimiento.

En el caso del Sr. Eisenmann fue claro que dentro de su timidez porque incursiona en un terreno que no es el de él y porque en algunas ocasiones del show trató, sin saberlo, de encasillarse en el hombre correctísimo de buenas acciones –que no dudo sea de corazón-, más fueron las veces que trató con naturalidad de ser una persona normal, entiéndase una persona que lujerea como se remenea Liza Hernández, una persona divertida, pícara, con buen manejo del doble sentido, pero con respeto y esto es lo que se requiere para un formato de este tipo. Irreverencia sin vulgaridad pero con naturalidad y diversión.

Hay mucho por mejorar, sí, es cierto, como un mejor set, mejor edición de la parte en estudio versus lo que se grabe en exteriores, el orden en que aparezcan los retos y que ambos presentadores jueguen su rol que tiene, por las características del show, que ser picante, que ser sarcástico, divertido, original y natural, pero también sensibles, para que las audiencias sean parte de esa montaña rusa de emociones que como host deben hacernos vivir con las revelaciones y retos a sus invitados.

Ahora, a sus productores también les quiero aplaudir porque si hay alguien que hace lo que le da la gana con los medios y los tiene a todos a sus pies cuando le da la gana, esa es la Sra. Liza Hernández. No hay en Panamá un personaje que se mueve en los más altos y bajos mundos del 'entertainment', dentro y fuera de Panamá, que ella. Ella sabe mover los medios a su antojo, por lo que haber logrado que ella fuera a ese show, hablara como habló y de lo que habló era, aunque no lo admitan, lo que muchos otros medios y shows estaban correteando hace años. ¡Bravo!

Yo creo que TvMax acertó con el show, con su primera invitada y con ambos presentadores. Duélale a quien le duela. Punto.

  • Si hay alguien que hace lo que le da la gana con los medios, es Liza Hernández.