Esta semana, TVN y Nex estuvieron de fiesta porque sus "shows" matutinos Jelou y Ají cumplieron 1 y 2 años respectivamente de estar al a...
Titin | 05/12/17 00:00

Redacción web

diaadiapa@epasa.com

@diaadiapa

Esta semana, TVN y Nex estuvieron de fiesta porque sus "shows" matutinos Jelou y Ají cumplieron 1 y 2 años respectivamente de estar al aire. Aniversarios que, gústennos o no estos productos, esas pantallas tienen que celebrarlos por muchas razones.

Partamos de que uno de los formatos más rentables para las empresas televisivas son los llamados "morning shows" y los "shows revistas" porque se prestan para anunciar de todo y de todas las formas. Desde toallas sanitarias, pasando por el cepillo que te alisa el cabello cuscú, hasta publirreportajes, todo esto sin contar los insertados en los segmentos de cocina, como la marca de leche, de salsa de tomate, de arroz, de aceite, por mencionarles algunos. En otras palabras, la mayoría de estos formatos son rentables en ingresos.

A esto, súmele que, normalmente, estos espacios generan una relación casi familiar entre sus talentos a cuadro presentadores y las audiencias que sintonizan estos formatos público objetivo. Por ello, quienes integren estos espacios, con sus defectos y virtudes, se convierten en talentos entrañables. Las audiencias los ven como parte de su día a día, inclusive crecen juntos. Talentos que la gente que los sintoniza los siente parte de su familia.

Pero súmele más. Son espacios que encienden las pantallas si son muy buenos y completos. Espacios que le van dejando un colchón de "ratings" a lo que le sigue, entiéndase, que -normalmente- quien sintoniza estos espacios se queda viendo "lo que sigue" en esa pantalla, que casi siempre son las noticias.

Entonces, ¿son importantes estos espacios para la empresa televisiva? Sí. ¿Son importantes para las audiencias? Sí. ¿Son importantes para los talentos? Sí. Para la empresa son importantes porque le generan audiencia cautiva, fiel y, por ende, ingresos. Para las audiencias son importantes porque los entretienen, algunos educan, otros orientan y, para montón de gente que está en sus casas a esas horas, los acompañan. Y para los talentos son importantes porque no hay espacio televisivo, además de noticiarios, que dé más exposición a sus presentadores y de manera constante que estos formatos matutinos. ¡Son importantes y ambos están de aniversario!

Jelou-TVN: Personalmente, creo que Jelou, que celebra su primer año después del difunto Buenos Días, sigue siendo un espacio sin identidad porque han tenido mucho movimiento de talento en 12 meses y, quienes entraron como especialistas han quedado haciendo de presentadores y al final es un "show", aunque fino, sin cuerpo sólido. Sin talentos que uno pueda identificar como "hosts" estelares. Un día la psicóloga queda haciendo de chef o de humorista y otro día, el doctor de patético modelo, olvidando ambos que su "expertise" profesional debió ser lo más protegido por ellos mismos. La seudoexperta en modas queda figurando para sobresalir ante las demás y, la mejor de todos, Natalia González, queda siendo desperdiciada cuando, junto a la Sra. Carolina Dementiev, podrían hacer excelente trabajo de presentadoras estelares ahora que la Sra. María Gabriela Gnazzo, fluflú, voló.

A pesar de estas incongruencias en su producción como un todo, yo aplaudo el primer aniversario de Jelou. Lo aplaudo porque siguen siendo, para quienes sintonizan este tipo de "shows", una alternativa. Siguen siendo un espacio muy sano donde en todo un año su producción procuró que visualmente sea un espacio fino, limpio, sin excesos que pecaran de grotescos o populachos. Jelou es un formato fino y eso se agradece ante tanta ordinariez en televisión nacional.

Ají-Nex: Yo me mantengo en lo que anteriormente he publicado. Por su contenido inteligente, Ají es el mejor "show" matutino de las tres televisoras comerciales del país y es, para efectos de marca, uno de los formatos que más y mejor da la cara por pantalla Nex.

Aunque al igual que en los demás formatos se han dado movimientos en su "crew" de "hosts" y que la mayoría de los que están a cuadro son reciclaje del reciclaje de otras pantallas, su esencia desde el día uno es la misma, lo que les ha creado una identidad de espacio de información inteligente más que "show" de entretenimiento matutino. Ellos llenan, todos los días, sin irse a jueguitos tontos, ese vacío de información que realmente le aporte algo a su audiencia. Quienes los sintonizan un día bien podrán recibir desde información para proteger a sus hijos, consejos de un experto en andropausia, una receta fácil de hacer en casa y ver a un talento de la industria del entretenimiento. Es un "show" completo. Punto.

Jelou y Ají, reitero, son dos alternativas para esa audiencia que busca entretenimiento e información. Dos propuestas, diferentísimas entre ellas, que sí cumplen una misión dentro de la parrilla estratégica de esas pantallas. Dos "shows" que podrían mejorar y dar mucho más. Dos propuestas limpias, sanas, sin recurrir al excremento televisivo y eso yo lo celebro. ¡Felicidades para ambos!

  • Esta semana, TVN y Nex estuvieron de fiesta porque sus 'shows' matutinos Jelou y Ají cumplieron 1 y 2 años de estar al aire.